Déjà vu

Repasando hoy los feeds, tras un largo fin de semana motero, he sentido un deja-vu (o déjà  vu, o como se escriba) al leer esta entrada del Pianista en un burdel (o Tribulaciones de un guionista español, o como se escriba).

Afortunadamente, para eso está Google: para refresco de la memoria (y para alguna otra cosa más, lo reconozco). Y para eso estamos muchos blogueros: para repetir y repetir (o difundir, como se dice ahora) mucho de lo que se escribe.

La metáfora de Starbucks era demasiado buena como para dejarla morir en un post dinamitado. Celebro con alegría que el pianista haya decidido recogerla de nuevo, esta vez para dejar con el culo al aire al autoproclamado 4º poder (entonces, ¿son las agencias de noticias, y no sus franquiciados, el verdadero cuarto poder en la actualidad?).

Déjà vu
Valora este apunte

1 comentario en “Déjà vu

  1. Gracias por tus palabras.

    Confío en que el cuarto poder acabe recayendo en los ciudadanos informados, con capacidad crítica, que publiquen información y opiniones independientes en un sistema “horizontal” como los blogs, foros y similar.

Deja un comentario