En busca de la foto perfecta

En uno de esos correos que van circulando por ahí, me han llegado unas fotos la mar de curiosas, muy bien dramatizadas con el texto adjunto.

Se trataba de la supuesta historia de un fotógrafo que quedó anonadado con las peripecias que realiza otro fotógrafo para conseguir una buena toma (se supone).

El texto y las fotos que lo acompañan es el siguiente (al final del mismo romperé un poco el encanto, lo siento):

Arriesgado y loco fotógrafo

Este es el caso de un fotógrafo que fotografió un fotógrafo. Las siguientes fotos las hizo Hans van de Vorst en el Grand Canyon, Arizona. Él mismo describe las fotografías. La identidad de la persona EN la foto es desconocida.

Pulsa para ver la imagen

Me quedé estupefacto al ver a éste chico en el Grand Canyon.

El Canyon esta exactamente a 900mts de altura, la montaña desde donde yo estoy es segura y se puede visualizar todo con el mismo paisaje.

Mientras miraba atónito a éste personaje con sus sandalias de playa y su trípode, me hice tres preguntas:

1. Cómo “coño” ha saltado éste loco de la montaña a la roca?
2. Por qué no hace las fotos desde donde yo estoy que tiene la misma vista y no hay peligro?
3. Y… cómo “coño” piensa volver hasta la montaña?, ¿saltando?

Pulsa para ver la imagen

Acto seguido respira profundamente, se gira y… he aquí mi respuesta.

Pulsa para ver la imagen

INCREÍBLE, el notas se dispone a saltar y encima para mi sorpresa coge el trípode bajo el brazo, como si nada, y mete un salto que me entró hasta vértigo… en ese mismo momento pensé en sus sandalias playeras, contuve la respiración, por un momento quise tirarle mis botas de montaña para su seguridad…pero no me dio tiempo.

En ese momento tomó mi absoluta atención, si me ofrecen un millón de dólares, seguro que lo pierdo, no podía creer lo que estaba viviendo, y encima no podía decirle nada por si lo distraía….

Mientras tanto se me hizo eterno, pero el notas saltó por fin con sus sandalias playeras, debajo habían 900mts de altura…
Cuando alcanzó la montaña, veo que se coge con una sola mano.

Pulsa para ver la imagen

No quiero ser pesado, pero es que tenía una cámara, un trípode y una jodida bolsa de plástico!!!!!. Puso su vida en peligro por una jodida foto y no soltó nada de lo que llevaba!!!!!.

Ahora ya puedo decir que he conocido al loco de la colina.

El notas se aguantó con una mano, tiró lo que tenia en su mano izquierda (incluida la jodida bolsa de plástico) y saltó hasta la montaña y sin más se dispuso a seguir su ruta fotográfica, mientras yo atónito me quedé como un jodido tonto mirando como se alejaba.

Bien, hasta aquí el emocionante texto tal y como me llegó. Tras unos minutos de buscar en el Google de investigación periodística, me encuentro con que el tal Hans van de Vorst existe y tiene una galería en Flickr (realmente magnífica, por cierto). Las anteriores fotos del Grand Canyon se encuentran publicadas en dicha galería, y la secuencia completa la tenéis aquí.

Pero leyendo los comentarios a las fotos me encuentro con unas hechas por otro usuario de Flickr (un tal Baumer1781) al mismo colega saltarín, pero con menos interés dramático, ya que la perspectiva cambiaba. En la primera, si la ampliáis, veréis que, realmente, no había un abismo tan demencial como parecía entre una roca y otra:

Pulsa para ver la imagen

Y en la otra veréis que tampoco se le veía demasiado preocupado mientras se encontraba en el saliente:

Pulsa para ver la imagen

¡Ojo! Eso no significa que el tío no tuviese la oportunidad de escoñarse con un traspiés, ni que, verdaderamente, no tuviese huevos (¿ayudado quizá por efluvios cerveceros?) de tumbarse a la bartola en ese sitio, como si tal cosa…

Valora este apunte

1 thought on “En busca de la foto perfecta

Deja un comentario