Sale el nuevo diario “Público”

Soy de los que se aburre cuando no disfruto de alternativas. Y soy de los que prueba cualquier cosa nueva que intente romper un dominio pre-establecido (ya sea justa o injustamente, me da igual). Quizás por ello, sigo con cierta expectativa el lanzamiento del nuevo diario Público, que sale mañana, 26 de septiembre.

Este nuevo periódico está impulsado por Jaume Roures (es decir, Mediapro, por si no lo sabías), y será dirigido por Nacho Escolar, por lo que ya le han adjudicado una posición en el espectro ideológico: “algo más a la izquierda de El País“, a pesar de que, según manifiestan, no contendrá editoriales y que juran y perjuran que se sienten independientes.

El público objetivo, sin duda, es el joven (¿me podría incluir yo mismo ahí?), con especial incidencia en los entusiastas de las nuevas tecnologías, la blogocosa y la web 2.0, pero que, además, sientan cierta inquietud por lo que pasa en el mundo y, sobre todo, por que no les tomen el pelo (esa sensación la vengo teniendo desde hace ya algunos años y no se me quita ni con cambios en los gobiernos, ni por más televisiones y medios de comunicación que vayan saliendo). Toda una declaración de intenciones es su carta de presentación en forma de anuncio televisivo:

Por cierto, según leo, vía menéame, la versión que pongo es la censurada objetada por Autocontrol, y todo por el plano de las camisetas en las que se lee Fuck Bush (menos mal, por un momento pensé que era por otro plano que, supongo, debe ser menos del gusto de ciertos sectores reaccionarios), ya que no se dispone del consentimiento expreso y por escrito del aludido (sería terriblemente gracioso, si no fuese por el trasfondo; en fin…)

En definitiva, desde mi posición liberal-radical que, evidentemente, no le hace ascos al progresismo, bienvenido sea este nuevo diario a pesar de que sea calificado como fuego amigo (incluyéndolo en un guerra mercantil camuflada de defensa del interés general), por parte de los que tienen miedo a perder una posición de privilegio, ganada a pulso, pero sin apenas competencia en los últimos años.

Valora este apunte

Deja un comentario