10 años después, ¿hemos aprendido la lección?

Durante estos días se ¿celebra? el décimo aniversario del estallido de la burbuja puntocom. Hemos leído interesantes reportajes en los que, o bien, se ha destacado la perspectiva histórica del momento, o bien nos muestra cómo quedan hoy en día algunas de las empresas protagonistas de aquella época (y no, Google no fue, ni por asomo, protagonista en aquellos momentos).

Pero aún no he visto que nadie recuerde qué consecuencias tuvo dicho estallido en el, llamémoslo, mundo real: una crisis tecnológica sin precedentes producida por la falta de financiación derivada del terror que adquirió la clase financiera a todo lo que oliera a TIC.

Este parón, hoy en día, ya casi ni se recuerda, pero los que vivimos aquel momento aún recordamos cómo engordaban las listas de paro con trabajadores y directivos de muy alta cualificación tecnológica, cómo se paralizaron proyectos de infraestructuras de telecomunicaciones (la comercialización de UMTS y 3G en general se retrasó un mínimo de cinco años y, en España, tenemos actualmente la pobre, además de infrautilizada, red óptica que tenemos como consecuencia de aquello), y cómo en la mayoría de los casos sólo sobrevivieron, aún sufriendo, aquellas empresas tecnológicas que partían de una situación de quasi-monopolio (léase Telefónica).

Como gráfico indicativo, voy a reciclar uno que ya utilicé en su momento:

Pulsa para ver la imagen

Vemos cómo el número total de sitios Web, sufrió un estancamiento a escala mundial que duró desde finales del 200 (el año del pinchazo de la burbuja), hasta bien entrado 2003.

Sin embargo, también es verdad que, de aquella crisis, también surgieron empresas que consiguieron crecer gracias a un cambio total en la mentalidad imperante en el momento. Y sí, aquí sí que la protagonista es, sin duda, Google.

Valora este apunte

1 thought on “10 años después, ¿hemos aprendido la lección?

  1. La burbuja se repetirá. Es parte del sistema capitalista. Cuando la cosa marche bien en internet, y la gente se piense que todo es jauja se volverá a lo de siempre, a la especulación, a la creencia de que todo el monte es orégano, etc. Y entonces… zas BOOOM.

Deja un comentario